Estás aquí
Inicio > Vimianzo > Ruta de los Dolmenes

Ruta de los Dolmenes

Castillo de Vimianzo

A partir del VI milenio a.C. comienza a desarrollarse la cultura megalítica. Se trata de una arquitectura de tipo funerario en la que las mámoas y los dolmenes son los restos más representativos. La Costa da Morte es uno de los territorios más ricos en abundancia de estos monumentos. El llamado Val de Soneira es, en sí mismo, un formidable parque temático megalítico y es, especialmente, Vimianzo el que más restos acumula. Así pues, disponemos de la Ruta de los Dólmenes.

Para comenzar esta ruta nos situaremos en el Castillo de Vimianzo y seguiremos dirección A Coruña. A un kilómetro antes de llegar al núcleo de Baio, encontraremos un desvío a mano derecha por el que deberemos continuar. Aquí encontramos la primera señal así como el mapa completo. Simplemente dejándose llevar por la señalización hallaremos los dólmenes. Todos estes monolitos de la ruta datan del 4.000-3.000 a.C.

El primer dolmen de la ruta es el de Pedra Cuberta, situado en la aldea del mismo nombre, en la parroquia de Treos. Está situado en medio del bosque y desgraciadamente en bastante mal estado de conservación. Es uno de los monumentos mejor conocidos de Galicia por las investigaciones realizadas en 1933, en las cuales se descubrió que las losas estaban pintadas por la parte interior. Constituye un monumento de gran tamaño. Posee una cámara poligonal y un pasillo orientado al este.

Dolmen Pedra Cuberta

Para llegar al siguiente megalito, Pedra Moura, seguiremos las señales de la ruta, dirección Serramo. Deberemos caminar durante unos diez minutos por un camino sin asfaltar para encontrar el dolmen debajo de una línea de alta tensión. Se puede observar la pequeña elevación de tierra, llamada mámoa, de unos quince metros de diámetro, alrededor del monumento.

Dolmen Pedra Moura

Nuestra tercera parada es para ver la Pedra da Lebre. Tendremos que volver a la carretera dirección Baíñas y justo antes de llegar al siguiente pueblo nos encontramos el dolmen a unos 200 metros a la derecha de la carretera en un bosque de eucaliptos. De este dolmen solamente se conservan cinco losas verticales y una losa de tapa descolocada.

Dolmen Pedra da Lebre

El siguiente dolmen corresponde al Arca da Piosa, en el ayuntamiento de Zas. Para llegar, deberemos desviarnos al lugar de Comaneiro y allí coger una pista de monte que nos lleva hasta un portal que da a una explotación forestal. Una vez atravesado el portal, cogemos la primera pista a la derecha. Después de un kilómetro, llegamos al dolmen. Esta muy bien conservado pese a los 5000 años que puede tener. Mantiene cuatro de las cinco piedras de cámara poligonal y dos del pequeño corredor del plano inferior. El corredor es corto y orientado al este, a la salida del sol. Tendrá 5 metros de longitud. No hay una diferenciación muy clara entre cámara y corredor ni en planta ni en alzado. Esta arca pesa 35 toneladas por lo que se supone que serian precisos, según las técnicas de la época 110 hombres para arrastrarla, si lo hacían sin rodamientos. Esta anta ya era conocida por los arqueólogos del siglo XIX. En su particular épica el poeta Eduardo Pondal situaba aquí la tumba del guerrero celta Brandomil.

«Arca antiga da Pïosa,
o vento, qu’ é triste oír,
funga nas esquivas uces,
qu’ están ó redor de ti,
e pasa antr’ elas brüando
con un dorido xemir,
debaixo das túas antes
‘sta o valente Brandomil,
non no olvido, mais nos brazos
do eterno e doce dormir:
ten ó seu lado dereito
o elmo dourado e xentil,
o escudo e a dura lanza,
ond’ o sol soía ferir
e con pracer os celtas contempraban
de Xallas no ermo confín.
Ouh valente fillo d’ Ogas
e da doce e nobre Eiriz,
para sempre quedará
longa memoria de ti!
E cando o fillo dos celtas,
no tempo que está por vir,
pensativo camiñante
pase quezais por aquí,
cando no tempo en que gía
se vexa a luna lucir,
dirá ó verte desde lonxe:
“O valente Brandomil,
saído da xentil e boa raza
dos celtas, repousa alí”»

>En el Museo do Pobo Galego, en Compostela tienen una maqueta del Arca da Piosa pero sin ningún resto recogido en ella.

Dolmen Arca da Piosa

Estamos llegando al fin de nuestra ruta, nuestro penúltimo dolmen es Pedra da Arca. Se encuentra en el límite del ayuntamiento, entre Vimianzo y Dumbría. Desde Baíñas nos dirigimos a Ponte Olveira, a unos 2 km encontraremos una carretera estrecha a mano izquierda que va directamente al dolmen. También en este caso se puede distinguir la mámoa, de unos 28x30m.

Dolmen Pedra da Arca

El último dolmen se denomina Casota de Freáns. Para llegar, deberemos volver a Baíñas y coger dirección Cee, hasta llegar al núcleo de Berdoias. Aquí encontraremos un desvío a mano izquierda, por el cual continuaremos hasta dar con un camino de tierra, caminaremos unos 900 metros y lo encontraremos. Esta anta, a diferencia de las demás, fue construido entre el 2.500-2.000 a.C. Carece de pasillo y de estructura tumular, por este motivo se considera que forma parte de un grupo de arcas megalíticas, construcciones tardías del megalitismo gallego.

Dolmen Casota de Freans


Ver Ruta de los Dólmenes en un mapa más grande

Artículos similares

Comentarios

12 thoughts on “Ruta de los Dolmenes

  1. A Costa da Morte é sempre un bo lugar para pasar o tempo de lecer e facer unha escapada. Grazas polas vosas suxestións. Seguireivos para non perder ningunha.

Deja un comentario

Top