Estás aquí
Inicio > Costa da Morte > Nos vamos de feria por Costa da Morte

Nos vamos de feria por Costa da Morte

Feria de Cee

¿A quién no le gustan las ferias? Aunque sólo sea para ir a comer unos churros… En Costa da Morte tenemos ferias casi todos los días, en los distintos ayuntamientos, claro. Estas ferias suelen situarse en plazas, carreteras… o lugares públicos. Cada puesto de la feria o vendedor tiene que pedir la licencia al ayuntamiento, pagar la tasa correspondiente y este le asigna un determinado puesto. Decir que a lo largo del S. XVIII y en la primera mitad del XIX estas ferias se multiplicaron extraordinariamente por toda Galicia.

Feria de Cee

El aumento de ferias viene dado a razones de índole económica, pero también a otras más difíciles de interpretar, de naturaleza social y cultural, que no pasaron desapercibidas por los contemporáneos. A lo largo del S. XVIII continúan floreciendo iniciativas por todas partes, de hecho, en el 1813 aparecen 25 feligresías que demandaban la creación de ferias mensuales con el pretexto de evitar desplazamientos de 20 o 25 kilómetros a la hora de vender el ganado. Los defensores de que esta cantidad de ferias existieran, afirman que era necesario para que los campesinos pudieran obtener dinero suficiente para pagar las cargas fiscales, en aquel momento que se debían pagar a la Hacienda Real.

En 1785 la Secretaría de Hacienda pretendía hacer un “arreglo de ferias” suprimiendo muchas de ellas y dejando aquellas en pueblos situados a unos 25 kilómetros unos de otros para favorecer así el control a fiscal, el labor de la policía y para evitar desórdenes. Pero también había voces que estaban a favor de la “libertad de ferias”.

Ferias Costa da Morte

Pero las ferias eran algo más que simples oportunidades para vender bienes materiales, constituían también una nueva forma de sociabilidad, a veces profanas. El aumento de intercambios significó un aumento de circulación de dinero entre las aldeas provocando cambios de hábitos en los campesinos. Así, las ferias se convirtieron en una representación en la que los asistentes se esforzaban por aparentar. Aún hoy, ¿Quién no se viste con ropa de domingos para ir a la feria? :-p

A mi, particularmente, me gusta ir a la feria, comprar unos churros, sentarme en una terraza tomando un chocolate con churros y ver la gente pasar, ver como regatean con los vendedores de los puestos, e incluso ver como estos están pegando en el momento los logos de las famosas marcas en los bolsos!

Aquí os dejo un mapa con las ferias de A Costa da Morte y los días en los que son en los distintos ayuntamientos:


Ver Ferias en Costa da Morte en un mapa más grande

Fuente: “La consolidación de las ferias como fiestas profanas en la Galicia de los siglos XVIII y XIX” de Pegerto Saavedra.

Artículos similares

Comentarios

One thought on “Nos vamos de feria por Costa da Morte

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Top