Estás aquí
Inicio > Camariñas > Naufragios de Santa Mariña a Punta Boi

Naufragios de Santa Mariña a Punta Boi

Arenal de Trece

Siguiendo con los post sobre naufragios ocurridos en Costa da Morte, el trozo de costa que nos corresponde hoy va desde Cabo Veo hasta Punta Boi. Sobre el Cabo Veo encontramos el Monte Blanco, una gran montaña de arena de unos 204 metros de altura, y en la cima… una playa. Desde lo alto vemos la impresionante y bella playa de Trece. En el Cabo Veo se sitúa una zona llamada “A Cagada do Cabo Veo”, una serie de rocas que se adentran en el mar, y denominada así por que una de ellas se parece a una “cagada”

En estas rocas fue donde a las 6 de la mañana del 22 de junio de 1935, se hunde un carbonero griego de cuatro mil toneladas, llamado el “Alekos”

Naufragios de Cabo Veo a Cabo Tosco

El 30 de abril de 1911 y siendo la una y media de la madrugada, con una niebla que lo envolvía todo, terminan aquí su singladura el “Trevider” y el “Ciampa”, uno inglés y otro italiano, los cuales ignoraban que tenían una pequeña desviación en su rumbo. El “Trevider” lo hacía también en la Cagada y mientras la tripulación remaba hacía tierra en los botes salvavidas, oyeron la sirena del “Ciampa” que acababa de naufragar.

El 28 de agosto de 1925, catorce años después del hundimiento del Trevider, el balandro “San Fernando” sufría un accidente que produjo su humdimiento, dejando sobre los restos del Trevider cuatro cadáveres de tres marineros y el del buzo.

El carbonero español “Modesto Fuestes” se estrelló también en el año 1935 en la zona del “Carreiro da Cagada” a consecuencia de la niebla. El velero francés “Perrachins” lo hizo también aquí en la década de 1865 a 1875.

En la madrugada del 28 de diciembre de 1972, en la playa de Trece embarrancó el dique yugoslavo de 40 metros de eslora y 30 de manda. El dique fue rescatado y desguazado por una empresa de La Coruña.

El 12 de julio de 1917 unos marineros que pescaban en los “Arboliños”, a unas cuantas millas del Cabo Veo, se quedaron sorprendidos al ver como un submarino alemán, que emergía del fondo del mar, termina con la singladura del mercante portugués “Cabo Verde”, para hacerlo saltar por los aires con las cargas de dinamita colocadas en él.

En Punta Boi se produjo el hundimiento de mayor transcendencia, por ser sus víctimas gente joven y por ser un buque-escuela, el del “The Serpent”. Éste era un acorazado de acero de tercera clase. De 175 personas que componían la tripulación, solo hubo tres sobrevivientes. Los 172 náufragos restantes están enterrados en el Cementerio de los Ingleses. Pero esta no fue la única tragedia que ocurrió en esta punta, siete años antes, el 5 de noviembre de 1883, terminó aquí su singladura el “Iris Hull”, un barco también inglés de 1433 toneladas, tripulado por 38 hombres, que había salido de Cardiff y se dirigía a la India.

El último barco que se quedó entre las rocas de Punta Boi, el 15 de abril de 1955, fue el francés “Olimpy” que permaneció cabalgando sobre las rocas durante varios días. Estaba compuesto por una tripulación de 27 hombres, de los cuales se salvaron todos.

Justo debajo del cementerio de los ingleses, en el coido de “Lumes” naufragó el mercante “Prestón” el 1 de mayo de 1906. Los 25 tripulantes y parte de la carga se salvaron sin dificultades.

Artículos similares

Comentarios

2 thoughts on “Naufragios de Santa Mariña a Punta Boi

Deja un comentario

Top