Estás aquí
Inicio > Costa da Morte > La falsa leyenda negra de Costa da Morte

La falsa leyenda negra de Costa da Morte

HMS Serpent
Ya sabemos de donde viene el topónimo de A Costa da Morte, de la multitud de naufragios sucedidos en esta zona, y seguro que más de una vez habéis escuchado hablar que los naufragios eran provocados por los habitantes que ponían faroles en los cuernos de las vacas para atraer a los barcos a la costa y provocar su naufragio o cosas similares.

El alto número de naufragios sucedidos en esta zona dieron lugar a esta leyenda negra de Costa da Morte. Por la cual, según ella, algunos vecinos de la zona se dedicaban a la piratería marítima. Es decir, con el fin de apoderarse del botín del barco provocaban los naufragios, a través de distintos métodos: desde colocar faroles en los cuernos de las vacas, para que al moverse parecieran barcos que navegaban cerca de la costa, hasta encender hogueras en los altos de los montes para sustituir las luces de los faros.

Esta leyenda negra, existía en Inglaterra, pero en vez de una vaca, utilizaban un caballo con fuego en el rabo. Por lo que, la leyenda negra de A Costa da Morte pudo venir de Inglaterra, puesto que en el siglo XIX se produjeron las mayores catástrofes marítimas, la del “Wolfstrong” en 1870, el “Iris Hull” en 1883 y el “Serpent” en 1890, y todos ellos eran barcos ingleses. La prensa, tanto española como inglesa, hablaba de la provocación de los naufragios porque no entendían que tantos barcos ingleses naufragaran aquí.

Irish Hull

Pero, en Costa da Morte, no existen datos de la provocación de los naufragios y siempre se hace alusión a la colaboración prestada por la gente de la zona en el salvamento de los náufragos, incluso a costa de arriesgar sus propias vidas. El profesor José Baña Heim, en su libro “Costa de la muerte: historia y anecdotario de sus naufragios” indica que esta leyenda negra no tiene ningún fundamento aportando las siguientes razones:

– Gran parte de los naufragios se produjeron de día, por lo que ni los faroles en los cuernos de las vacas ni las hogueras en los montes tienen sentido.
– Aunque estos faroles y hogueras fueran muy potentes, difícilmente se hubieran podido confundir con las de los barcos o faros.
– Ninguno de los supervivientes, ni mando ni tripulantes, de los naufragios manifestaron que fueran engañados o provocados.
– El derecho del naufragio, es decir, lo que el mar echaba fuera era de quien lo encontraba, existía en todo el mundo, no sólo en esta costa.

También Francisco Ramón y Ballesteros desmiente la veracidad de esta leyenda negra. Aunque los dos reconocen la existencia de playeros y raqueros. Los primeros eran los que andaban por la costa a ver si el mar dejaba alguna carga después del naufragio y una vez salvada la tripulación y los raqueros eran los asaltadores de barcos naufragados.

Artículos similares

Comentarios

2 thoughts on “La falsa leyenda negra de Costa da Morte

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Top