Estás aquí
Inicio > Cee > La factoría ballenera de Caneliñas

La factoría ballenera de Caneliñas

Playa de Caneliñas

Para comenzar esta historia nos tenemos que situar en Costa da Morte en el primer tercio del siglo XX, concretamente en una pequeña cala llamada Gures, situada en el ayuntamiento de Cee. Aquí, en el muelle pesquero de Caneliñas se situaba la factoría ballenera. Esta factoría fue establecida por los noruegos e inaugurada el 14 de Noviembre de 1924. Los noruegos aprovecharon la “leyenda de la fecundidad”, según la cual, las ballenas se acercaban hasta Fisterra para aparearse. También fue la última factoría española dedicada a cortar carne de ballenas, cerrando sus puertas en el 1985. Esta emplazada en un lugar único, con un encanto especial y, en frente, la pequeña playa del mismo nombre.

Factoría de Caneliñas

En los años de prosperidad, fueron los japoneses los que relevaron a los nórdicos en la factoría. Aquí llegaron a trabajar hasta cien operarios troceando los grandes cetáceos. Pero antes de esto, había que cazarlos con un arpón y traerlos al puerto para su despiece. Las mujeres de la villa eran las encargadas de descuartizar las ballenas que llegaban carro arriba por la plataforma. Les quitaban la piel y la carne y luego las cocían para hacer grasa.

Factoría de Caneliñas en los años 20

Se pescaba el cachalote y el rorcual común pero también a la ballena vasca. Entre los años 1924 y 1927 la factoría de Caneliñas llegó a despedazar alrededor de 1280 ballenas y 84 cachalotes, lo que significan 40.000 barriles de aceite. Pero, ¿qué se aprovechaba de la ballena? Pues bien, de la ballena se aprovecha todo. Las barbas sirven para las armas, fustas, paraguas y hasta para los corsés de las mujeres, la grasa como combustible para el alumbrado, el aceite de cachalote para las industrias del jabón, la carne se come… no tiene ningún desperdicio.

Interior de Caneliñas

En la década de los setenta aparecieron los primeros problemas a este tipo de caza. Por una parte la presión de los movimientos ecologistas que hizo mella en la sociedad y se llegó a hablar de cuotas y el otro fue la entrada de España en la Unión Europea que hizo que este oficio se extinguiese hace 25 años.

Hoy, en Caneliñas sólo queda un muelle derruido que aún sostiene las cuatro paredes de una pequeña caseta, los retorcidos y oxidados hierros de las vías que iban del muelle hasta la factoría. Y todavía se pueden ver los depósitos de grasa, los tanques de aceite y las cámaras donde se almacenaba la carne.

Hace unos años, la RTVE emitió un documental sobre los Balleneros del Norte donde hablaban precisamente de la ballenera de Caneliñas. Me parece un documental muy interesante y con testimonios de la gente que trabajó en esta allí. Os dejo el enlace en esta imagen.

Documental Ballenera Caneliñas

Artículos similares

Comentarios

5 thoughts on “La factoría ballenera de Caneliñas

  1. Moi bo artigo, non sabía de esta factoría, pasei fai pouco por alí, teño amizades que naceron en Gures de pai mariñeiro. Alégrome de saber máis da miña terra. Miñas felicitacións.

  2. Que pena que desaparezca este tipo de industria que quitó tanta hambre a la Galicia profunda. No damos valores a lo nuestro pero si a lo de los otros. Un saludo.

Deja un comentario

Top