Estás aquí
Inicio > Camariñas > El encaje de bolillos de Camariñas

El encaje de bolillos de Camariñas

Niña palillando

La historia del pueblo de Camariñas está íntimamente ligada al encaje de bolillos y a la costura. Ya varios autores se hicieron eco de este arte en distintas publicaciones. Es un trabajo manual que se realiza sobre una almohadilla a la cual se sujeta un cartón con agujeros que hacen el dibujo deseado. En ellos, se colocan los alfileres que sirven de guía para cruzar los bolillos y sujetar los puntos.

Desfile en el Encaje de Camariñas

Pero, ¿cómo llegó el encaje a Camariñas? Según cuenta la leyenda más conocida con respecto al origen de la llegada del encaje a Galicia, nos cuenta que entre los muchos barcos italianos que pasaban frente a la abrupta y escarpada costa de Camariñas, naufragó uno debido al fuerte oleaje, sobreviviendo muy pocos de ellos. Como agradecimiento dada por la gente, que facilitaron posada y comida, una dama italiana que viajaba en este barco enseñó el arte de palillar a las mujeres de Camariñas, desde donde se extendió a toda la costa gallega.

Fue en el año 1996 cuando se creó el Museo del Encaje de Camariñas, donde podemos contemplar una amplia colección de prendas nuevas y antiguas.

Cartel de la Mostra do Encaixe de Camariñas

También, durante Semana Santa, y desde el año 1991, se celebra la Muestra del Encaje de Camariñas en esta villa. En este evento podemos disfrutar de distintas actividades: actividades folclóricas, demostración en vivo de como se hace el encaje de bolillos, distintos stands nacionales e internacionales, otras artesanías tales como alfarería, exposiciones, concursos, desfiles de noveles y grandes diseñadores y, como novedad este año, será la presencia de unas quinientas artesanas procedentes Galicia y varias provincias españolas así como de Portugal. Las artesanas se repartirán por días y trabajarán en un espacio reservado, pero abierto al público.

Yo sé que nunca aprenderé, aunque quisiera, a palillar, pero da gusto ver a niñas de cuatro, cinco o seis años ver como aprenden y como rápidamente mueven las manos para hacer el encaje.

Artículos similares

Comentarios

Deja un comentario

Top